XXXIII

Durante los días 23, 24 y 25 de septiembre de 2016 ha tenido lugar en la trimilenaria ciudad de Cádiz la XXXIII Peregrinación Nacional de Hermandades y Cofradías de la Vera Cruz.

En la misma han participado un total de 475 peregrinos inscritos provenientes de 43 hermandades: Aguilar de la Frontera, Alcalá del Río, Alcalá del Valle, Alhaurín de la Torre, Alhaurín el Grande, Arjonilla, Badajoz, Baeza, Bollullos del Condado, Brenes, Cádiz, Campillos, Caravaca de la Cruz, Carrión de los Céspedes, Chiclana de la Frontera, Córdoba, Dos Hermanas, Higuera la Real, Jerez de la Frontera, Jerez de los Caballeros, La Puebla de Cazalla, La Puebla de los Infantes, Lebrija, Madrid (Fuencarral), Mairena del Alcor, Málaga, Martos, Montemayor, Olivares, Palencia, Pizarra, Posadas, Puerto Real, Rute, San Fernando, Sanlúcar de Barrameda, Sanlúcar la Mayor, Setenil de las Bodegas, Sevilla, Valladolid, Villanueva del Ariscal, Villaverde del Río y Zamora.

En la tarde del viernes comenzó la llegada de peregrinos, siendo los cruceros de Palencia los primeros en llegar. Ya en la noche, y con un intenso recogimiento, tuvo lugar en el Convento de San Francisco el rezo de las vísperas votivas de la Exaltación de la Santa Cruz, con acompañamiento de coro y órgano, finalizando con la bendición impartida con el Santo Lignum Crucis que custodia la hermandad de Cádiz. Tras el rezo, fueron bendecidas las nuevas andas realizadas para portar el Lignum Crucis.

Durante la mañana del sábado fueron varias las rutas y visitas turísticas culturales organizadas por la ciudad de Cádiz: iglesia de San Lorenzo Mártir, Oratorio de la Santa Cueva, Museo Catedralicio, Teatro Romano, o el simple hecho de pasear por el centro histórico de una ciudad con tanto encanto, continuadas con una fraternal convivencia y refrigerio en el claustro del convento franciscano, al que durante toda la mañana fueron llegando peregrinos, siendo ya fácilmente identificables por el centro de Cádiz con las acreditaciones visibles.

Ya en la tarde, visita guiada a la Exposición “Los franciscanos en Cádiz y la Vera Cruz”, en el Museo de Cádiz, y desde ahí dar paso al acto oficial de apertura de la XXXIII Peregrinación Nacional, en un lugar tan emblemático con el Oratorio de San Felipe Neri. Acto presentado por el reconocido periodista D. José Joaquín León, y en el que en sendas intervenciones de D. Gervasio Rodríguez Pérez, Presidente de la Confraternidad, y de D. Miguel Ángel Morgado Conde, Hermano Mayor de la Vera Cruz de Cádiz, se daba la bienvenida a los peregrinos. Tras ellos, brilló la conferencia a cargo de D. Francisco Glicerio Conde Mora, titulada “Análisis de las fuentes documentales para el estudio de las Hermandades y Cofradías de la Vera Cruz en la Península Ibérica”, a la que siguió un breve concierto a cargo de la Capilla Musical “Lignum Crucis”, de San Fernando, con el tenor D. Álvaro Bernal.

En la noche, de nuevo en el convento franciscano, tuvo lugar el traslado de la reliquia del Lignum Crucis desde la capilla jubilar de la hermandad hasta el altar mayor, con el rezo del piadoso ejercicio de las Cinco Llagas, con la participación de los peregrinos más jóvenes, para a continuación tener agradables momentos de convivencia en el claustro.

La mañana del domingo albergaba los actos centrales de la peregrinación. Antes de la procesión, tuvo lugar la entrega de la medallas de hermandad por parte de los hermanos mayores como ofrenda, y el rezo de la oración al objeto de poder ganar la indulgencia plenaria concedida a la hermandad de Cádiz.

Tras ello, la solemne procesión, en la que participaron representación de las cuarenta y tres hermandades inscritas en la peregrinación, acompañando al Santo Lignum Crucis camino de la Catedral de Cádiz, donde se celebró la solemne misa estacional, con las andas con la reliquia del Santo Lignum Crucis en el presbiterio, presidiendo la celebración el Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Rafael Zornoza Boy, Obispo de la Diócesis de Cádiz y Ceuta, quien en su homilía tuvo a bien recordar estos hermosos versos de Santa Teresa de Jesús:

“En la Cruz está la vida y el consuelo
y ella sola es el camino para el cielo.
En la Cruz está el Señor de cielo y tierra
y el gozar da mucha paz, aunque haya guerra.
Todos los males destierra de este suelo
y ella sola es el camino para el cielo.
Es una oliva preciosa la Santa Cruz,
que con su aceite nos unta y nos da luz.
Alma mía, toma la cruz con gran consuelo.
Que ella sola es el camino para el cielo”.

Es, sin duda, durante la celebración de la santa misa, cuando celebramos el sacrificio y hacemos presente la Santa Misa del Señor, culminada en la Santa y Verdadera Cruz, el momento álgido de la Peregrinación.

El almuerzo de confraternidad tuvo lugar en el Palacio de Congresos, que concluyó con la entrega de recuerdos y despedida de peregrinos, llamados a la próxima Peregrinación Nacional, que en 2017 tendrá lugar, D.m., en la localidad onubense de Bollullos Par del Condado.

Como dato curioso, cabe señalar que la XXXIII Peregrinación Nacional ha sido la primera que ha tenido un seguimiento importante en las redes sociales de Facebook y Twitter por muchísimas hermandades de la Vera Cruz, así como desde la propia cuenta de Twitter de la Confraternidad (@ConfratVeraCruz), desde tiempo antes de su celebración y durante la misma, desde donde se ha podido seguir casi al instante la totalidad de actividades desarrolladas.

Desde la Junta Ejecutiva de la Confraternidad de Hermandades y Cofradías de la Vera Cruz agradecemos a todas y cada una de las hermandades su participación en esta XXXIII Peregrinación Nacional, y en particular a la Hermandad de la Vera Cruz de Cádiz, y especialmente a su Junta de Gobierno, por haber albergado tan magno evento, preparado con tanta entrega y dedicación, y por su cariñosa acogida a los peregrinos, así como a la comunidad franciscana de Cádiz.

 

(Fotografías tomadas de las redes sociales de hermandades y cofradías de la Confraternidad)