carrion-cespedes-escudo
Real, Antigua e Ilustre Hermandad del Santísimo Cristo de la Vera Cruz, María Santísima de la Soledad y Nuestra Señora de Consolación Patrona de Carrión de los Céspedes

Sede: Ermita de Nuestra Señora de Consolación.
Página web: www.hermandaddeconsolacion.com
Correo: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

El culto a la Virgen María en Carrión de los Céspedes encuentra sus orígenes en el siglo XIII tras la reconquista de Sevilla. La entonces alquería musulmana se incorpora a los dominios de la Orden Militar de Calatrava quien restituirá o, muy probablemente, instaurará la Iglesia en la pequeña población al levantar la Ermita de Santa María, como hacía esta institución en todas sus posesiones para rendir culto a la Madre de Dios a la que veneraban como su Señora y Patrona.

carrion-cespedes-subida2Un inventario de las casas y propiedades de la citada Orden documenta, ya a finales del siglo XIV, la existencia de esta Ermita en Carrión.

A  últimos de la Edad Media cristaliza en distintos pueblos y ciudades la devoción a la Virgen invocándola con nombres o títulos que reflejan la experiencia maternal que los fieles viven sobre María. Los precedentes de las corrientes humanistas, impulsados en la Iglesia por las órdenes mendicantes, acercan la figura de María a los hombres y mujeres del pueblo que se identifican con ella tanto en el dolor como en el gozo así van surgiendo los títulos de Esperanza, Amparo, Dolores, Victoria, Soledad…. Y en Carrión Consolación, como en otras poblaciones peninsulares y europeas, apelativo altamente significativo dadas las difíciles y duras circunstancias por las que pasaba la vida del pueblo en aquella época. Documentada esta devoción en 1490 en un inventario de bienes de la “Iglesia de Santa María de Consolación de Carrión de los Ajos”, hoy Carrión de los Céspedes.

carrion-cespedesCarrión deja de ser dominio calatravo en 1576, fecha en que Don Gonzalo de Céspedes, gentilhombre sevillano y miembro del Cabildo Municipal de la ciudad adquiere Carrión convirtiéndolo en su señorío y ejerciendo jurisdicción total sobre el mismo con excensión canónica, es decir, con potestad para intervenir en los asuntos eclesiásticos de su villa. A partir de entonces la ya secular devoción de Carrión a la Virgen con el título de Consolación recibe el impulso institucional de este mayorazgo potenciándose así lo que ya el pueblo le tributaba. La villa pasará a llamarse Carrión de los Céspedes.

Casi un siglo después en 1660, se funda en la Ermita de Consolación la Hermandad de la Santa Vera Cruz, perteneciente al tipo de cofradía de sangre que daba culto a la Pasión del Señor. Al amparo y calor de la gran devoción de sus mayores, la Virgen de Consolación, venerada ya como Santa Patrona de la villa, se funda esta corporación, la primera Hermandad creada en Carrión de los Céspedes, para dar culto a otra devoción popular, la Vera Cruz, muy probablemente ya arraigada en el pueblo desde tiempo anterior.

carrion-cespedes-titularesLa llegada del siglo XVIII supuso el auge de movimientos asociacionistas como consecuencia de las  nuevas corrientes de pensamiento impulsadas por la Ilustración. El ámbito religioso canalizó gran parte de los mismos causa  por la que proliferaron en este siglo la creación de Hermandades y cofradías. Estas circunstancias históricas explican que sea en 1768 cuando se constituya la Hermandad de Ntra. Sra. de Consolación, recogiendo corporativa e institucionalmente la devoción que el pueblo y los Señores Marqueses de Carrión profesaban desde antiguo a su Patrona. Es don Francisco de Paula Céspedes y Manuel, XI Señor y III Marqués de Carrión quien otorga la licencia para la fundación de la corporación con fecha del 1 de junio del mismo año. El juez eclesiástico que firma dicho documento es Don Domingo Pérez de Rivera, obispo titular de Gadara, que había sido obispo auxiliar de la diócesis por nombramiento del prelado don Luís Salcedo y Azcona.

A lo largo de todo el siglo XIX la corporación se consolida definitivamente. Superado el periodo siguiente a los procesos desamortizadores, en los últimos años de esta centuria y coincidiendo con la recuperación económica y la bonanza social que propicia el periodo de la Restauración, la Hermandad de Consolación alcanza un florecimiento sin precedentes enriqueciendo su patrimonio de forma considerable. En estas fechas se sitúa la adquisición de las magníficas sayas de salida y del manto blanco procesional, joyas del bordado sevillano decimonónico atribuidas a Patrocinio López y las hermanas Antúnez. También pertenece a esta etapa el hermoso altar de culto que se instala ante el retablo mayor del templo parroquial de San Martín cuando la novena es celebrada en dicha iglesia.

carrion-cespedes2Igualmente durante el siglo XIX los marqueses de Carrión, haciendo uso de su potestad de señores de lo espiritual, solicitan indulgencias e incluso otorgan nombramientos de camaristas de la Señora de Consolación; así lo hacen don José Manuel de Céspedes y Suárez en 1918 y doña Carlota Manuel de Céspedes y Orozco en 1866 respectivamente, última que usó el privilegio e excensión canónica. En ambos documentos se menciona a Ntra. Sra. de Consolación como Patrona de la villa y Mayorazgo de sus Señores.

Durante el siglo XX  la Hermandad de Consolación, consolidado el orden social contemporáneo, adquiere un peso específico en la sociedad local y se convierte en indiscutible referente de la identidad de Carrión de los Céspedes. Afortunadamente su patrimonio no sufrió pérdida ni menoscabo en los difíciles años de la Guerra Civil ni en los sucesos de violencia anticlerical que tuvieron lugar durante la II República. A partir  de la postguerra la corporación incrementó su actividad cultural, social y adquirió importantes obras para su patrimonio.

Debido al auge de la Hermandad de Ntra. Sra. de Consolación, la Hermandad del Stmo. Cristo de la Vera Cruz se extinguió a principios del siglo XX. Como herederos que somos de la antiquísima Hermandad de la Vera Cruz, en la década de los noventa la Hermandad de Consolación comenzó a organizar Solemne Triduo al Stmo. Cristo de la Vera Cruz y María Stma. de la Soledad, además de Viacrucis por las calles de nuestro pueblo. En 2009 quedaron incorporadas a la titularidad de la Hermandad las sagradas imágenes del Stmo. Cristo de la Vera Cruz y María Stma. de la Soledad. Desde el año 2010, coincidiendo con la celebración del CCCL Aniversario de la Vera Cruz en Carrión de los Céspedes, nuestros Titulares de Penitencia realizan salida procesional el sábado cuarto de Cuaresma cada cuatro años.

carrion-cespedes5En 1963 la Corporación Municipal concedió por unanimidad a la Virgen de Consolación la distinción de Alcaldesa Honoraria Perpetua de Carrión de los Céspedes en virtud de la devoción tributada desde siglos por el pueblo a su Señora y Patrona.

En 1987 el Tribunal Interdiocesano de Primera Instancia dictó sentencia firme del  Patronato de Ntra. Sra. de Consolación sobre la Pueblo y Villa de Carrión de los Céspedes, auto que quedaría confirmado íntegramente por el del Tribunal de Segunda Instancia en 1989.

El 6 de enero de 2005 la Hermandad recibió con inmensa alegría la concesión de la Reserva Permanente del Santísimo Sacramento en la Ermita de su Titular y el 8 de septiembre de 2009 se bendijo la nueva Capilla Sacramental construida en este santuario con bello tabernáculo de plata, obra magistral de Alejandro Marmolejo. El domingo 13 del mismo mes el Augusto Sacramento quedó reservado en dicha capilla tras la procesión eucarística que tradicionalmente tiene lugar al finalizar la Eucaristía de la Función Principal de Instituto.

La fiesta solemnísima de este pueblo fue siempre la del Santísimo Corpus Christi en la cual nuestra Hermandad tuvo desde un principio participación especial.

En su conjunto festivo actual, la fiesta se desarrolla en torno a una romería y tres procesiones. La romería tiene lugar el domingo anterior a la festividad del Stmo. Corpus Christi, que aquí seguimos celebrando en jueves. La primera de las tres procesiones tiene lugar el miércoles vísperas del Stmo. Corpus Christi y consiste en el traslado de la Santísima Virgen desde la Ermita hasta la Parroquia. La segunda procesión coincide con la festividad del Santísimo Corpus Christi. La última procesión tiene lugar el día siguiente a dicha festividad y es el regreso de la Virgen a su Ermita.