Corría el año 1948 cuando la Hermandad de la Vera+Cruz de Sevilla celebraba su V Centenario Fundacional y, con tal motivo, a los actos celebrados para conmemorar tal efeméride acudieron numerosas hermandades de la Vera Cruz procedentes de distintos puntos de Andalucía occidental.

Ante esta manifestación singular de fraternidad crucera, la Hermandad de Sevilla, que ya tenía estrechos contactos con las Hermandades de la Vera Cruz de Dos Hermanas, Olivares, Sanlúcar la Mayor y Utrera, se propuso la creación de una federación de Hermandades del citado título, comunicando su pretensión a las mencionadas Hermandades, que se adhirieron a la idea desde el primer momento. Para ello se formó una comisión organizadora presidida por el Hermano Mayor de la Hermandad de Sevilla y constituida por el resto de Hermanos Mayores de las cuatro Hermandades antes citadas.

El fruto del trabajo realizado por todas y cada una de ellas fue el nacimiento de la Confraternidad de las Hermandades y Cofradías de la Vera Cruz, que por unanimidad tendría su residencia canónica en la ciudad de Sevilla, concretamente en la sede de la Hermandad Crucera hispalense.

Después de largos años identificando y localizando hermandades de la Vera Cruz se celebraron dos asambleas. En la primera se nombró una comisión encargada de confeccionar un modelo de estatutos que, una vez terminado, se sometió al estudio de las distintas hermandades y cofradías.

Concluido el estudio y conocidas las correspondientes enmiendas se convocó una segunda asamblea para su aprobación definitiva.

Ambas asambleas se celebraron en la Capilla del Dulce Nombre de Jesús, sede de la Hermandad de la Vera Cruz de Sevilla. La primera, presidida por D. José Sebastián y Bandarán, y la segunda por el Excmo. y Rvdmo. Sr. Cardenal D. José Bueno Monreal, acompañado de diversos Directores Espirituales de las hermandades asistentes.

Una vez aprobados los Estatutos, fueron ratificados por Su Emcia. Rvdma. el Sr. Cardenal Bueno Monreal, Arzobispo de Sevilla, para la diócesis hispalense, el día 4 de julio de 1970, los cuales fueron cursados a diferentes Obispos españoles, siendo las diócesis de Cádiz Ceuta y la de Badajoz las primeras en reconocer a la Confraternidad más allá de la Archidiócesis de Sevilla, a la que por entonces también pertenecía la actual diócesis de Asidonia Jerez.

Estos Estatutos fueron modificados en el año 1986 y los actualmente vigentes fueron asimismo aprobados por decreto de D. Antonio Domínguez Valverde, Vicario General de la Archidiócesis de Sevilla, en el año 2004. 

La Confraternidad se encuentra inscrita, además, en el Registro de Entidades Religiosas del Ministerio de Justicia.

Entre los fines de la Confraternidad están:

  • Promover la devoción a la Vera Cruz.

  • Establecer vínculos de unión entre las hermandades y cofradías de esta advocación, tanto en el plano espiritual como material, y promover cordiales relaciones con las demás organizaciones de la Iglesia en las respectivas localidades.

  • Promocionar y enriquecer la vida espiritual de estas hermandades y cofradías y el apostolado conjunto entre ellas, buscando los medios que para ello fueren necesarios.

  • Fomentar la reorganización o creación de nuevas Hermandades de esta advocación.

Entre las actividades que anualmente organiza la Confraternidad destacan la Peregrinación Nacional de Hermandades y Cofradías de la Vera Cruz, el Encuentro Nacional de Jóvenes Cruceros y la participación en la estación de penitencia del Lunes Santo de la Hermandad de Sevilla.

Desde la Confraternidad se organizan también encuentros a nivel provincial o diocesano. Además, se han llevado a cabo cinco Congresos Internacionales de Hermandades de la Vera Cruz (Sevilla, en el año 1992; Caravaca de la Cruz, año 2000; Bilbao, año 2004; Zamora, año 2008 y Málaga en el año 2013), estando previsto el próximo a celebrarse en Sevilla en el año 2018, coincidiendo con el XL aniversario de la asamblea constituyente.

Actualmente hay unas cuatrocientas Hermandades y Cofradías de la Vera Cruz en toda España, siendo más de un centenar de estas corporaciones las que vienen participando de la vida de la Confraternidad.

En la siguiente página se reproduce un artículo de especial interés publicado por D. José de Cristóbal con motivo del XL aniversario de la aprobación de los estatutos de la Confraternidad: CREACIÓN Y NACIMIENTO DE LA CONFRATERNIDAD.