La sagrada reliquia del Lignum Crucis que posee la Confraternidad se custodia en la Capilla del Dulce Nombre de Jesús, de la ciudad de Sevilla, sede canónica de la Confraternidad de Hermandades y Cofradías de la Vera+Cruz, estando a disposición de aquellas Hermandades y Cofradías integradas en la Confraternidad que no posean otra reliquia del Lignum Crucis y que se comprometan en la observancia y fiel cumplimiento de las normas que la Confraternidad establezca relativas a la cesión temporal la reliquia. También se contempla la cesión temporal en otras situaciones por motivos pastorales en el marco de los fines de la Confraternidad (promoción de la devoción a la Vera+Cruz, fomento de la reorganización o creación de nuevas hermandades de la Vera+Cruz…).

La solicitud de cesión temporal de la reliquia habrá de realizarse por escrito a la Confraternidad de Hermandades y Cofradías de la Vera+Cruz, exponiéndose los motivos o razones de la solicitud e indicando quiénes serán las personas responsables de la custodia temporal y de la manipulación de la reliquia, y que éstas son conocedores del significado y procedimiento de usos de la principal reliquia de la Pasión de nuestro Señor Jesucristo, así como comprometerse a darle el correcto tratamiento y uso que requiere. Una vez recibida la solicitud, la Junta Ejecutiva de la Confraternidad procederá a su estudio y emitirá la resolución correspondiente.

El Lignum Crucis será trasladado y entregado por miembros de la Junta Ejecutiva de la Confraternidad a la corporación solicitante. Es adecuado que en el acto de cesión temporal esté presente el Director Espiritual de la Hermandad, o un sacerdote designado por éste a tal efecto, que ejerza como receptor de la reliquia ante el Hermano Mayor de la corporación solicitante, éste último como principal responsable de la custodia y observancia de usos de la reliquia, si bien podrá delegar en otro miembro de la Junta de Gobierno.

Si existiera necesidad durante el desplazamiento de realizar escalas para el descanso nocturno, se procurará ubicar a la reliquia en la sede canónica de la Hermandad o Cofradía de la Vera+Cruz más próxima a la ruta de trayecto, siempre habiendo concertado con ésta con la antelación suficiente y en base a las garantías de la seguridad de la propia reliquia para proceder a ello.

En su traslado y entrega, junto con la reliquia se entregará una copia compulsada del documento “Authéntica” (y su traducción), la caja de custodia, una guía de traslado y el documento de traslado, que habrá de ser cumplimentado por duplicado, quedando siempre una copia para el registro en la Confraternidad.

Una vez finalizado el período de cesión temporal se efectuará el acto de entrega del Lignum Crucis a la Confraternidad, bien sea para su restitución a su sede canónica, o para ser entregada a otra corporación que la haya solicitado.

Culto

El Lignum Crucis recibe culto de adoración en grado de Latría relativa, o sobre las cosas, al ser parte de la Cruz que estuvo en contacto físico y haber sido bañada con la sangre de nuestro Señor Jesucristo, a quien le reconocemos suprema perfección y dominio.

Como símbolo de adoración a Dios, se realiza el acto de genuflexión ante las reliquias de la Cruz en la liturgia del Viernes Santo así como en las ocasiones en que estén expuestas para su veneración.

Culto interno

El color litúrgico para las fiestas de la Cruz es el rojo. Cuando es portada, bien en una procesión, bien para dar la bendición con ella al final de la misa, se usa un paño humeral con el color propio de la reliquia, aunque sea otro el color del día. De esa manera también se diferencia de cuando se usa el Santísimo, que es color blanco.

Una de las notas más características en las celebraciones eucarísticas ha sido el gesto de situar el Crucifijo que preside la celebración en el centro del altar. Situando la Cruz en medio se intenta recuperar el que Cristo es el centro de toda celebración litúrgica, donde tanto el Sacerdote oficiante, como los fieles, están mirando a la Cruz. Ya que muchos de los cultos de nuestras Hermandades y Cofradías se celebran exponiendo entronizado la imagen del Titular, con objeto de no duplicar el signo, se situará el Lignum Crucis en el centro, con los gestos de adoración correspondiente al llegar o salir (genuflexión).

Caso de situar la reliquia en un altar de cultos y permanecer expuesta durante un tiempo prolongado, deberá ser ubicada, preferentemente, en un lugar alto para destacar su realce y garantizar su seguridad. Cuando se sitúe entre otros relicarios, por razones de jerarquía, tendrá preferencia entre ellos.

A la finalización de la Eucaristía, la bendición con la reliquia podrá reservarse para las Festividades principales, como la Función Principal de Instituto, la Invención de la Santa Cruz o la Exaltación de la Santa Cruz. Cuando se imparta con ella se procederá igual que con el Santísimo, con el paño de hombro en rojo, pero no en silencio, sino que el sacerdote dirá "y la bendición de Dios Padre...", y si es un obispo hará tres veces la señal de la cruz, como es costumbre en su ritual.

En los cultos de las hermandades existirá la posibilidad de situarla debajo de la imagen del titular cristífero cuando sean iniciados estos cultos con la exposición del Santísimo. Lógicamente, el rango de adoración recaerá sobre Jesús Sacramentado (culto de Latría absoluta o sobre las Personas).

En la Festividad de la Invención de la Santa Cruz así como en la Festividad de la   Exaltación   de   la   Santa   Cruz,   al   ser   protagonista   central   de   dichas conmemoraciones, se podrá exponer sobre el Altar y tras la bendición se trasladará en solemne procesión al lugar de ubicación y custodia.

Culto externo

La hermandad o cofradía a la que se le ceda la reliquia del Lignum Crucis deberá comunicar al Ordinario del lugar (i.e., Obispo diocesano o Vicario General), su intención de realizar una procesión o cualquier otro acto de culto externo no incluido en sus reglas, con objeto de obtener la autorización pertinente.

El acto público externo se caracterizará por las muestras de respeto hacia la reliquia en cuanto le son profesados los gestos propios de la adoración, genuflexión y/o ser besada a la vez que la persona se arrodilla ante ella.

Su portador tendrá las manos veladas por un lienzo evitando el contacto directo con el relicario, que será flanqueado por cuatro cirios o cuatro faroles, a ser posible de cera verde, color que identifica al madero de los justos en el que padeció y murió nuestro Señor Jesucristo así como de las propias Hermandades y Cofradías de la Vera+Cruz. Los portadores de los enseres de luz deberán ir vestidos de manera acorde a la significación del acto que se celebre.

Cuando la reliquia sea cedida, de ninguna manera podrá ser situada para su exposición a modo de elemento decorativo en mesas presidenciales de reuniones, conferencias, pregones o similares por lo importantes o destacadas que estas actividades sean. Asimismo no se situará en frontales de pasos procesionales con la misma pretensión decorativa.

Traslado a domicilios de Hermanos enfermos

En los traslados a domicilios de Hermanos enfermos, si es portada en una comitiva procesional, se observarán las normas generales señaladas para el culto externo.

En circunstancias extraordinarias en las que la reliquia fuera llevada, discrecionalmente, desde el lugar de ubicación y custodia temporal hasta el domicilio o residencia de un Hermano aquejado de grave enfermedad, deberá ser la persona responsable de la custodia y observación de usos de la reliquia quien realice el traslado, acompañado a ser posible por un sacerdote.

Usos no contemplados

No estará autorizada la permanencia de la sagrada reliquia en lugares y ámbitos ajenos al propio significado y trascendencia de la misma, como domicilios particulares o sociales. Asimismo, no se contempla su uso en otras actividades y/o celebraciones que no estén dedicadas exclusivamente al propio fin de culto de la misma (motivaciones de índole personal, lúdicas, culturales, de gestión diaria de las propias hermandades, así como cualesquiera otras en las que se dejare de observar el decoro del lugar y de las personas presentes, o la correcta aplicación del uso debido al sacrosanto resto de la Verdadera Cruz de Nuestro Señor Jesucristo.

Documento para el Transporte del Lignum Crucis PDF

transporte lignum crucis