Vera Cruz El Viso escudoFranciscana Hermandad de Penitencia y Cofradía de Nazarenos del Santísimo Cristo de la Vera-Cruz María Santísima del Rosario en sus Misterios Dolorosos
Sede: Capilla del Rosario
Página web: www.hdadveracruzyrosarioviso.com
Facebook: HdadRosarioViso - Twitter: @HdadRosarioViso
Instagram: hdadveracruzyrosarioviso
Youtube: 
Hermandad Vera-Cruz y Rosario El Viso del Alcor
Correo: 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Historia

La Cofradía de la Santa Vera-Cruz de El Viso del Alcor fue fundada por el gremio de los zapateros en el año 1523, estableciéndose t​​emporalmente en la actual parroquia de Santa María del Alcor, hasta que una vez construida, se trasladó definitivamente a la ermita de San Sebastián.

La imagen titular de la cofradía era un crucificado en el momento de la expiración, pintado sobre un lienzo. En 1602, fue encargada al escultor Juan Gómez, alumno de Martínez Montañez, la imagen a tamaño académico de un Cristo crucificado, que sustituyó a la primera.

A mediados del S. XVII, debido a las numerosas muertes producidas por la peste negra hispánica, la cofradía termina extinguiéndose al quedarse sin hermanos. No obstante, vuelve a la actividad relativamente pronto, pues se conoce la celebración de un cabildo en febrero de 1676.

En las primeras décadas del S. XVIII de nuevo se redactan nuevas Reglas de la hermandad, cuya imagen de Cristo crucificado procesiona en la tarde del Jueves Santo seguida de una imagen de la Virgen dolorosa bajo la advocación de la Soledad, actualmente venerada como Ntra. Sra. de la Amargura, perteneciente a la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Cautivo de esta localidad.

La Cofradía de la Santa Vera-Cruz cesa sus actividades en la primera mitad del S. XIX, quedando englobada dentro de la Hermandad Sacramental desde 1847. Es en este período cuando el Cristo de la Vera-Cruz procesiona junto con la Virgen de los Dolores, hasta la Guerra Civil, cuando la imagen del crucificado fue tristemente destruida en los incendios provocados en la Parroquia.

En estos incendios, que también se produjeron en la Capilla, fueron destruidas también sendas imágenes de la Virgen y, con ellas, las Congregaciones y la devoción al Rosario. Ésta databa del S. XVII cuando la antigua Hermandad del Rosario, una corporación dominicana, daba culto a una imagen bajo esta advocación, establecida en la Iglesia Parroquial en la capilla que actualmente ocupa el Santísimo Cristo del Amor.

En 1920, D. Primitivo Tarancón erige la Capilla del Rosario, donde se establece la Congregación del mismo nombre, cuyas integrantes celebran una novena a la Virgen y realizan el Rosario de la Aurora.

El 18 de diciembre de 1940, cuando son las nueve y media de la noche, se reúnen en la casa número 24 de la calle Real D. Cándido Borrego, D. Tomás Vázquez, D. Matías Bonilla, D. Manuel Jiménez, D. Joaquín Roldán y D. Alfonso Martín, y deciden fundar la actual Hermandad de Penitencia y Cofradía de Nazarenos del Santísimo Cristo de la Vera-Cruz y María Santísima del Rosario en sus Misterios Dolorosos, con la intención de fusionar en ella la antigua y desaparecida Hermandad de la Vera-Cruz y la decadente Hermandad del Rosario.

Santísimo Cristo de la Vera-Cruz

La imagen del Santísimo Cristo de la Vera-Cruz fue realizada en 1942 por el imaginero trianero José Navia Campos, discípulo de Luis Ortega Bru. Se trata de un crucificado de grandes dimensiones, el único que realizó el artista, con la singularidad de que presenta la cabeza inclinada hacia abajo después de haber expirado. Su rostro expresa dulzura y serenidad tras haber dejado el mundo terrenal.

Esta imagen supone la tercera en nuestro pueblo bajo la advocación de la Vera-Cruz, tras el lienzo del S. XVI, que representaba a un crucificado expirando, y la talla de Cristo crucificado de tamaño académico realizada en 1602 por el escultor Juan Gómez, discípulo de Martínez Montañés, que fue destruida en los incendios provocados en el 1936.

Tras una importante restauración en 1981, la imagen fue trasladada de nuevo el 31 de agosto de 1998 al taller del escultor utrerano Augusto Morilla para su restauración, cubriendo algunas grietas que presentaba la madera y aplicando una nueva policromía. Además, fueron sustituidos los tres clavos y la cruz, realizada en esta ocasión en madera de pino oregón.

En junio de 2016 la imagen del Santísimo Cristo fue de nuevo restaurada en los talleres de D. Enrique Gutiérrez Carrasquilla, realizándose una fijación de la imagen a la Cruz y fijación generalizada de estratos de preparación y policromía, resane y consolidación generalizada de ensambles, incidiendo fundamentalmente en los brazos y la Cruz, una eliminación de la suciedad superficial, reintegración cromática, la eliminación de la sangre superpuesta en anteriores intervenciones y una aplicación de protección final.

María Santísima del Rosario en sus Misterios Dolorosos

La imagen de María Santísima del Rosario es obra del escultor alcalareño Manuel Pineda Calderón. El contrato de ejecución fue firmado el 11 de septiembre de 1951, comprometiéndose el artista a entregar la obra en el mes de marzo del año siguiente. Fue donada por el entonces secretario de la Hermandad, Manuel Jiménez Carrascosa, quien pagó la cantidad de 2500 pesetas.

María Santísima del Rosario en sus Misterios Dolorosos es una Virgen dolorosa de candelero, realizada en madera de ciprés y flandes, que sustituyó a la anterior imagen titular de la Hermandad realizada por Rivera en 1941. Para su realización el imaginero se inspiró en una bellísima joven alcalareña, morena y de ojos preciosos, llamada "Dolorcita", que solía pasar por delante de su taller.

Capilla del Rosario

La Hermandad se encuentra establecida canónicamente en la Capilla del Rosario, situada en el solar número 14 de la calle del mismo nombre, también conocida popularmente como calle "Los Cerros".

A la hora de establecer el origen de este templo nos encontramos con dos versiones distintas. Un habla de la aparición de la Virgen María a un panadero en la calle "Capita", lo que provocó que el párroco de la villa, D. Primitivo Tarancón Gallo, erigiera este templo en un lugar cercano. La segunda versión tiene como protagonista también al párroco, el cual, en acción de gracias por haber conseguido la plaza de párroco de El Viso del Alcor, que hasta entonces había ostentado su tío D. Juan Tarancón y Tarancón, levantó el templo dedicado a la Virgen del Rosario, a la cual profesaba una gran devoción.

Lo cierto es que en 1916 se inicia el proceso de compra de la finca en la que se encuentra la Capilla, conocida popularmente como "la casa de los pájaros", debido a la cantidad de estos animales que en ella se concentraban al ser dicho lugar un granero. Es el párroco D. Primitivo Tarancón el que adquiere para el Arzobispado de Sevilla las distintas participaciones de que constaba a la familia Jiménez por un valor de 4.525 pesetas.

En estos terrenos se elige una parcela con fachada a la calle Rosario y se acometen las obras de construcción de la Capilla en 1920, siendo el maestro albañil D. Joaquín Jiménez Fernández, conocido popularmente como Joaquín "el Mirlo". Una vez finalizadas las obras, la Capilla fue bendecida e inaugurada el 21 de noviembre de 1920, según aparece recogido en el acta levantado en Carmona por el Vicario Episcopal D. Miguel Muñoz y Espinosa, y en ella se estableció la Congregación del Rosario.

En 1936, debido a los desagradables acontecimientos ocurridos, el templo sufrió diversos desperfectos. Por ello, uno de los primeros acuerdos tomados por el grupo de personas fundador de la actual Hermandad, con D. Cándido Borrego a la cabeza, es la restauración de la Capilla del Rosario con objeto de abrirla al culto e instalar en ella la nueva Hermandad.

El 2 de enero de 1941 se aprobó el presupuesto presentado por D. José Roldán, "maestro Patolín", que ascendía a un total de 1.300 pesetas, para la realización de dichas obras, las cuales comenzaron el día 8 de enero, estando concluidas el mismo día 8 de febrero. Desde entonces ha sufrido diversas restauraciones que le han dejado el aspecto actual, destacando las intervenciones de 1997 en la techumbre del templo, y en el año 2003, que se procedió a restaurar el patio interior y abrir el antiguo pasillo que cruza por debajo del Altar Mayor.

Casa Hermandad

Se encuentra en C/ Hondilla, nº 21, y posee tres plantas: en la baja aparece un gran salón, previsto para la instalación de vitrinas donde exponer el tesoro artístico de la Cofradía; la segunda planta está dedicada a la Secretaría, Hermano Mayor, Mayordomía, Sala de Reuniones y Vestidor de la Santísima Virgen, y una tercera planta con terraza.

Fue bendecida en el año 2007 por el Cardenal Fray Carlos Amigo Vallejo, Arzobispo Emérito de Sevilla, realizándose actos con motivo de la Bendición e Inauguración, y también se le impuso la medalla de la villa a María Santísima del Rosario por el Sr. Alcalde, entonces D. Manuel García Benítez.

Estación de Penitencia

Según dictan las reglas de esta Hermandad, la cofradía pone su Cruz de Guía en el dintel a las 19:00 horas y realiza su entrada a las 23:40 horas. Salida de la Capilla del Rosario, calle Virgen del Rosario, Corredera, Plaza de la Recovera, Real, Plaza del Ayuntamiento, Convento, Condes de Castellar, Albaicín, Calvario, Ntro. Padre Jesús Nazareno y Virgen del Rosario, llegando la Cruz de Guía a la Capilla del Rosario a las 11:30 de la madrugada del Viernes Santo, llevando en el cortejo 300 nazarenos, con un total de 500 personas.

Son muchos los aspectos que se pueden destacar del recorrido, desde la salida de la cofradía, cuando los últimos rayos de sol abrazan a nuestras Imágenes, hasta la fervorosa entrada de María Santísima del Rosario. Como peculiaridad que la diferencia del resto de cofradías de El Viso del Alcor, es que por su ubicación y horario, se reproducen estampas inéditas en la Semana Santa, como son el tránsito por la calle Real al atardecer, o por calles estrechas como Albaícin o Calvario a la luz de las velas de los nazarenos y penitentes.

Otro de los aspectos que a destacar de la cofradía es el hábito de los nazarenos. Para los nazarenos del Santísimo Cristo consta de túnica blanca, con botonaduras, cíngulos y vivos color verde oscuro, antifaz verde del mismo color y capa de color marfil. En el caso de los de la Virgen, antifaz y la botonadura, cíngulo y vivos, color rojo. Esto es así, desde que en el 1996 los nazarenos del Santísimo Cristo tomarán el color predominante de las Hermandades de la Vera Cruz.

(Texto (revisado) e imágenes aportadas por la hermandad.)