Viernes Santo 2017 Tierra Santa small

25 de diciembre del 2016. Catedral maronita de San Elías, Alepo (Siria). Los cristianos celebran, por primera vez desde que en el año 2011 comenzara el conflicto, el nacimiento del Señor. A su alrededor, las ruinas que nos hablan de guerra y destrucción, el tejado derruido por una lluvia de obuses, y un pesebre preparado por los feligreses con maderas y chapas entresacadas de los escombros.

Es la imagen con la que este año se ha presentado la campaña de la Colecta Pontificia por los Santos Lugares: “una sola Cruz, una esperanza”. El mosaico de Cristo en brazos de su Madre, que se encuentra en el Santo Sepulcro, nos habla de vida: “una sola Cruz”. También el franciscano atendiendo al necesitado: “una esperanza”.

Una sola Cruz, en la que nos redimió Cristo (Jerusalén), pero cuyas reliquias, Lignum Crucis, veneramos de una forma especial en las hermandades y cofradías de la Vera Cruz.

“Una sola Cruz, una esperanza”: nuestra Fuerza es el Señor.

El Papa León XIII, en 1887, instituyó la Jornada de oración y ayuda en favor de la Custodia de los Santos Lugares y de la Iglesia presente en el País de Jesús. Se trataba de mostrar, cada Viernes Santo, la comunión de las iglesias de todo el mundo con la Iglesia de Jerusalén y de Tierra Santa. El próximo 14 de abril de 2017, Viernes Santo, celebraremos la Jornada de este año con el lema: “UNA SOLA CRUZ, UNA ESPERANZA”.

Los Lugares Santos son conocidos como el “Quinto Evangelio”, aquel que nos recuerda el amor extremo del Señor Jesús, particularmente en la entrega de su vida en la Cruz. Pero la memoria se actualiza en la vida de muchos hombres y mujeres por el simple hecho de vivir y, también, por el hecho de vivir su fe. De esta difícil realidad nos hablan muchos lugares de Tierra Santa: Siria e Irak también son Tierra Santa, y allí nuestros hermanos cristianos sufren persecución y muerte.

Cuando todo alrededor es violencia, guerra, ruinas, éxodo… ¿Cómo permanecer en pié? ¿Cómo seguir caminando? ¿Cómo seguir viviendo? ¿Cómo mantener la esperanza? Son preguntas que se hacen muchos hombres y mujeres de allí, y particularmente nuestros hermanos cristianos mártires de su fe. Son preguntas que también nos hacemos nosotros desde esta orilla cómoda del Occidente europeo cuando contemplamos sus imágenes y oímos sus testimonios.

Y sin embargo ese milagro está sucediendo. ¿Quién los sostiene? ¿Quién los fortalece? ¿Quién les da esperanza?

Nosotros los creyentes, cuando nuestra fe es viva y no renegamos de ella, sabemos que NUESTRA FUERZA ES EL SEÑOR, que es Él el que hace posible lo que nos parece imposible. Qué bien lo expresaba San Pablo, cuando predicaba con su palabra y su vida a Cristo Crucificado, “fuerza de Dios y sabiduría de Dios”: “Pero llevamos este tesoro en vasijas de barro, para que se vea que una fuerza tan extraordinaria es de Dios y no proviene de nosotros. Atribulados en todo, mas no aplastados; apurados, mas no desesperados; perseguidos, pero no abandonados; derribados, mas no aniquilados, llevando siempre y en todas partes en el cuerpo la muerte de Jesús, para que también la vida de Jesús se manifieste en nuestro cuerpo” (2 Cor 4,7-10).

capilla golgotaSabemos bien que en esas difíciles situaciones nuestros hermanos de Tierra Santa esperan y necesitan de nuestra caridad generosa y solidaria. El “Año de la Misericordia” nos lo ha recordado y subrayado; nuestro Dios así lo quiere siempre, nuestros hermanos así lo necesitan. Pero sabemos también que, si no ponemos nuestros ojos en el Señor Jesús crucificado, si no le pedimos que esté presente en nuestra vida, no es posible la redención, la salvación que todos necesitamos.

Es por esto que la Iglesia es misionera, quiere estar cercana a todos los hombres, para suscitar, animar, celebrar la fe salvadora. Quiere acompañar el camino creyente de hombres y mujeres de todos los pueblos, especialmente a las naciones mártires, para sostenerlas y alimentar la esperanza que no defrauda (cfr. Rom 5,1-5).

Y con esa Iglesia misionera están los franciscanos, está la Custodia de Tierra Santa, queriendo, con la ayuda del Señor, ser servidores de la fe del pueblo de Dios en aquella bendita Tierra, donde hoy toca revivir “la pasión”.

Fray Ibrahim Alsabah, franciscano responsable de la comunidad latina de Alepo y párroco de la iglesia local de San Francisco de Asís, en su libro “Un instante antes del alba”, en el que narra sus dos últimos difíciles años al servicio de su comunidad Siria, confiesa: “Nosotros los franciscanos vemos al Señor resucitado en estas ruinas de Alepo, la luz de Cristo en medio de la oscuridad. Mientras la gente observa con sabiduría humana y ve que no hay vía de salida, que no hay futuro, nosotros con los ojos de la fe y de la sabiduría divina logramos ver a Cristo resucitado que está presente en medio de su pueblo, que obra todos los días milagros entre nosotros… Esto nos alegra el corazón y nos da siempre la esperanza de un futuro mejor en el que la guerra y el odio no tendrán la última palabra”.

A fray Ibrahim se le preguntó ¿Qué nos pide a los que vivimos en Europa? Y nos decía: “Ante todo continuar con vuestras oraciones por el Oriente Medio, especialmente por los cristianos de Siria y Alepo, porque orar es una señal de fe y hace que la comunión que existe entre nosotros sea aún mayor. Además aquí hace falta de todo. A veces ni siquiera podemos decir qué es lo que nos hace falta de verdad. Cuando nos llegan las ayudas, podemos hacer muchas cosas para ayudar a la gente, aunque sea con poco. No olvidéis ser generosos…”.

Así pues, el recuerdo de los lugares de la Pasión en Tierra Santa y la memoria de los padecimientos de los cristianos de Oriente Medio nos llaman a la solicitud y preocupación por aquellos que, sostenidos por la fuerza del Señor, allí viven, trabajan y testimonian nuestra común fe en medio de muchas dificultades.tierra santa foto triptico 1

Siempre, pero especialmente el próximo Viernes Santo, estamos invitados a hacer nuestro el texto del Evangelio de Juan que nos dice: “Junto a la cruz de Jesús estaban su Madre…y el discípulo amado” (Jn 19,25-28).

También hoy Jesús y los cristianos en su pasión esperan encontrarnos junto a ellos a los discípulos de esta hora, a ti y a mí. Sí, hermano, pongámonos junto a la cruz, hagámosla cercanía y solidaridad, con la oración y la ayuda solicitada por la Iglesia en la “Jornada a favor de Tierra Santa”.

La Custodia de Tierra Santa

Fundada por San Francisco de Asís en 1217 tras su viaje a Oriente y encomendada por el Papa Clemente VI a los Franciscanos en el 1342. Está presente hoy en Israel, Palestina, Jordania, Egipto, Siria, Líbano, Chipre y Rodas. En ella están comprometidos 280 franciscanos de 39 naciones. Colaboran con ellos las 84 Comisarías de Tierra Santa, en 44 naciones y 150 religiosas de varias órdenes. Custodian los lugares evangélicos con 5 basílicas y 70 santuarios donde acogen a los peregrinos. Ejercen la pastoral en 23 parroquias y 79 iglesias.

Dirige la actividad educativa en 14 escuelas y colegios con más de 10.000 alumnos y 400 profesores; cinco casas para estudiantes y becas a más de 500. Tres centros de formación profesional. Varias oficinas con 250 puestos de trabajo. Cinco hospederías (Casa Nova) con 500 plazas de alojamiento.

Sostiene la actividad social: Viviendas para las familias, residencias de ancianos, casa-hogar para niños, acción sanitaria, centros médicos, dispensarios y ambulatorios.

Promueve la acción cultural, científica y ecuménica desde:
• La Facultad de Teología bíblica y arqueológica.
• El Estudio Teológico Jerosolimitano.
• El Centro de Estudios Orientales de El Cairo.
• El Centro Ecuménico de Damasco.
• Los centros editoriales de Jerusalén, Milán y Madrid, con la edición de la revista Tierra Santa en 6 idiomas, las publicaciones científicas del Estudio Bíblico Franciscano...
• El Centro de Información Cristiana en Jerusalén.
• El instituto musical Magníficat para la juventud.
• El Christian Media Center y dominios de internet.

Comisaría de Tierra Santa
Provincia franciscana de la Inmaculada Concepción

Su finalidad es:
• Difundir el conocimiento, amor y veneración a Tierra Santa entre los fieles.
• Animar jornadas en favor de Tierra Santa en iglesias, parroquias y movimientos eclesiales, y promover peregrinaciones.
• Organizar la jornada especial de Viernes Santo invitando a la oración y ayuda dentro de la colecta Pontificia de los Santos Lugares.

Contacto:

Comisaría de Tierra Santa provincia Inmaculada small  tierrasanta.ofminmaculada.org
• Twitter: @ctierrasanta
• Facebook: Comisaría de Tierra Santa P. de la Inmaculada
• blog: tierrasanta-ofminmaculada.blogspot.com
• e-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
• C/ Portalegre, 8 - 28019 Madrid
• Teléfono: 635 264 331 

 

La Colecta del Viernes Santo y todo tipo de ayudas a la Iglesia en Tierra Santa puede enviarse a:

ESCUDO CUSTODIA 

Comisaría de Tierra Santa 
Banco Popular
IBAN ES48 0075-0001-86-0606733003

 

 

Viernes Santo 2017 Tierra Santa

(Fuente: boletín editado por los PP. Comisarios de Tierra Santa)